top of page

El Rugby como la vida misma

Una vez se toma la decisión de armar la Fundación, la pregunta obvia era; ¿cómo se va a llamar? Fuimos varios los que pensamos y propusimos nombres, hasta que alguien dijo “Vive Rugby”, ese era! No sólo suena bien (creemos) sino que también reflejaba lo que queríamos lograr.

El que aprende rugby no sólo aprende a jugar un deporte, sino que aprende una nueva forma de vivir la vida, nos atrevemos a afirmarlo!


A continuación, queremos hacer algunas analogías de situaciones que ocurren dentro de la cancha que se extrapolan a la vida cotidiana:

  • Aprender a leer lo que pasa en el juego es aprender a identificar y observar las oportunidades de la vida.

  • Perder después de haberlo entregado todo, es el reflejo de que lo más importante no es el resultado, sino que aprender a disfrutar el proceso.

  • Estar en la cancha rodeado de jugadores del equipo rival, mirar para atrás y encontrar el apoyo de un compañero, enseña a crear y cultivar las amistades.

  • Aprender que un jugador, por muy buen jugador que sea, nunca podrá contra los 15 jugadores del equipo contrario permite valorar la importancia del trabajo en equipo.

Y así, podríamos seguir enumerando otras situaciones comunes, que al ser tan frecuentes en la cancha nos entregan aprendizajes para la vida.

En Vive Rugby, buscamos que nuestras escuelas sean un lugar donde nuestros alumnos aprenderán a jugar y a llevar los valores del deporte a su vida diaria.



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page